jueves, 30 de enero de 2014






Aquí no voy a publicar sentimientos estúpidos ni mí día a día pues no es mi forma de ser ni me gusta. Estoy cansada de aquellas personas que solo saben hablar de amor, desamor, amistad y de nuevo amor. Es tan banal y superfluo. Mi intención es dibujar sonrisas desde aquí, desde mi casa, explicando momentos puntuales de mi vida que me han hecho feliz. No esperéis mucha cosa más.

Lo que quiero decir es que esto NO es un diario,  es  una sonrisa, comer chocolate, amorrar al bote de nata, un lengüetaza, un euro tirado en el suelo, un gemido de él, la playa, el calor, una pedorreta en la mejilla, un niño pequeño lleno de mocos, el último trozo de pizza, un chiste malo, una caída tonta, un orgasmo, lacasitos tirados por el suelo… Esto es la vida misma.  

2 comentarios: